• White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

Cocinamos las piñas al vapor por 12 horas. 

La magia sucede cuando sigue estando oscuro, el sol aún no ha salido y todos tienen el sueño en sus ojos. Una vez que el aire se llena con el olor dulzón del agave cocido, todos empiezan a despertar y se comparte una felicidad en el aire que es imposible de describir.